Visionarios Cósmicos

Como profesores de la persona en su conjunto, Ernest y Ruth Norman han hecho posible, a través de su ejemplo, el cambio de miles de invididuos que habían estado aprisionados por sus problemas y situaciones emocionales. Mediante la psicoterapia descrita en los libros, cursos, programas de vídeo y libros con cintas grabadas de Unarius, demostraron como los estudiantes entregados podían aprender la técnica de la cancelación, necesaria en auto-curación, para desintonizarse de las experiencias negativas asociadas al pasado y desarrollar la inclinación positiva necesaria para una buena salud mental.

Como visionarios cósmicos, los Norman fueron pioneros de la nueva era del Renacimiento Espiritual—de la lógica y la razón—entregando al hombre una comprensión del principio de la física evolutiva y modelos realistas que responden al deseo insaciable del hombre de conocerse a sí mismo.

En 1954, con apenas unos ingresos de 200 dólares al mes de una pequeña inversión, Ruth, con su marido, Ernest, inició la Fundación Educativa Unarius como una organización sin ánimo de lucro y exenta de impuestos, para proporcionar conocimiento sobre la naturaleza del hombre y su evolución progresiva. La Fundación, por medio de su Academia de Ciencias, una universidad independiente, llega a más de 500,000 personas a través de sus medios educativos, publicaciones y la producción de documentales de cine y televisión que se transmiten a todo el país.

Ernest Norman fue un científico, ingeniero electrónico, y poeta, así como clarividente muy desarrollado. Fue inspirado para escribir libros de textos sobre la naturaleza de la conciencia y la física interdimensional, para ilustrar esquemáticamente los principios de la energía a partir de un nivel de comprensión cuadridimensional.

Durante los diecisiete años de activa colaboración entre Ernest y Ruth, los Norman firmaron veinte libros fundamentales y vanguardistas. A través de su gran fortaleza y determinación—un esfuerzo comparable a muchos Gandis—el trabajo de los Norman pronto empezó a llegar a personas inquietas que buscaban respuestas para los enigmas de sus vidas. Pronto empezaron a llegar peticiones de información de todo el mundo. Para cumplir esta misión de amor, los Norman se apartaron de sus familias para poderse dedicar por completo a la Misión—un ejemplo increíble de dedicación y compasión por las muchas personas que estaban buscando y necesitando ayuda psicológica y espiritual.


Después de que Ernest Norman hiciera su transición hacia los planos superiores de los mundos de luz en 1971, Ruth empezó a recibir, de los mundos espirituales superiores, libros que pormenorizaban el plan de estudios de la ciencia interdimensional de la vida. Desde 1972 hasta 1993, firmó unos 80 libros de poesía, filosofía y ciencias, y en 1975, creó el Centro de Enseñanzas del Nuevo Mundo. El Centro Estelar adyacente es una creación de inspiración y belleza incomparable, con murales desplegados por las paredes que muestran escenas de un medio ambiente transparente como visionado en un planeta astral. Durante las sesiones y seminarios educativos que siguen funcionando en la Academia de Ciencias Unarius, los estudiantes reciben el toque mental de los Maestros—un ejemplo del proceso de sintonización necesario para una buena salud mental.

En 1978, Ruth Norman empezó a producir programas y películas de televisión, extendiendo las enseñanzas de Unarius hacia una audiencia más amplia y empleando técnicas de psicodrama que habían sido introducidas en sus clases vanguardistas de terapia de vidas pasadas. Empezaron a llegar estudiantes que tenían experiencia en televisión y producción de películas y pronto fueron enseñando a otros a medida que el departamento crecía. Hasta la fecha, se han realizado más de 100 programas de televisión y tres largometrajes que se están emitiendo por cable en California y también, nacional e internacionalmente.

Las numerosas cartas recibidas de estudiantes de todo el mundo dan fe de la gran ayuda que han recibido. Cuentan la gran cantidad de curaciones que experimentaron a partir de la ayuda intuitiva que recibieron de la Fraternidad de Unarius.

En los archivos del Centro Unarius se cuentan por varios miles los testimonios que hablan de curaciones de grandes y pequeños problemas físicos y mentales. Estas curaciones se deben a la aplicación por parte del estudiante de los principios científicos de causa y efecto descritos en la terapia de vidas pasadas. La comprensión de la realidad de la continuidad de uno mismo, vida tras vida, y de la vida después de la muerte, aboca en un conocimiento auténtico del designio espiritual de cada uno y la importancia de adelantar el propósito gradual de la evolución del individuo.

En su biografía, Bridge to Heaven (Puente al Cielo), Ruth Norman recuerda muchas experiencias psíquicas durante las cuales se hace consciente de la continuidad de la vida después de la muerte, escenas retrospectivas de vidas pasadas y visiones de la vida en los mundos superiores. Una de sus experiencias más vívidas se produjo durante el periodo que siguió poco después al regreso de su marido a los mundos del Espíritu. Estaba mirando por la ventana de su casa cuando dos extraños pájaros de colores brillantes se posaron en la valla durante una aparatosa tormenta. Mientras se preguntaba sobre lo extraño que era ver pájaros volando bajo la lluvia, sobre todo con un plumaje tan brillante y tan poco frecuente en Escondido, California, apareció a su lado una Llama batiente de color blanco dorada. ¡Tenía entre 3 y 5 metros de altura! Ella sintió con gran fuerza la presencia de su marido recientemente fallecido, Ernest, e inmediatamente se sintió inspirada para escribir varias páginas en verso sobre las ideas que recibió de él en Espíritu.

En esos hermosos versos, Ernest Norman, Rafael, su auténtica identidad espiritual, habla sobre su transición a los Planos Celestiales. Da una lección magistral sobre la naturaleza del hombre, su progresión hacia estados superiores de conciencia, y su relación con todas las almas en las futuras evoluciones progresivas. Ruth Norman, cuya auténtica identidad espiritual es la del Arcángel Uriel, supo sin ningún género de duda que la vida continuaba tras la muerte. Después de esta experiencia quedó bajo la protección de Rafael y los Hermanos de Unarius para llevar a cabo sus funciones como administradora, autora, profesora, sanadora y visionaria cósmica.


El gran dinamismo de Ruth Norman yace en su conciencia visionaria de la realidad de la vida mientras progresa en su desarrollo hacia estados superiores de conciencia. Este conocimiento era innato en ella dado su propio desarrollo espiritual como miembro Jerárquico de la Fraternidad de Unarius. A pesar de que, como Ernest Norman, su modestia era tal que no se atribuyó ningún mérito y sencillamente decía que era la secretaria de la Inteligencia Infinita, una pieza de la gran rueda del Cosmos Infinito, la conciencia superior de Ruth Norman (URIEL) era de un gran desarrollo, una Luz Eterna Infinita Radiante y Universal. Ella trabajó arduamente a beneficio de la humanidad, al lado de Rafael y otros de la Fraternidad de Unarius, durante muchas, muchas vidas de gran contenido en la historia de la Tierra y otros mundos.

Sus vidas anteriores, como Sócrates, Pedro el Grande, Carlomagno, la Reina Isabel I y la Reina María Teresa conformaron el futuro de muchos países—todo como parte de un plan progresivo de un millón de años para la curación de la humanidad en la Tierra, puesto en movimiento por la Jerarquía Espiritual de la Fraternidad de Unarius. Su ejemplo inspirador continuó en sus vidas como Hatshepsut, Akbar de India, Quetzalcoatl, Atahualpa—el último Inca del Perú, y muchos otros. Estas vidas fueron revividas y reconocidas en el transcurso de su reciente encarnación como Ruth E. Norman, para despertar al hombre hacia el reconocimiento de la auténtica identidad de muchos maestros y líderes espirituales avanzados que han recorrido las mesetas y valles de la Tierra a través de los siglos. El libro, Visitations, A Saga of Gods and Men, (Visitaciones, Una saga de Dioses y Hombres) describe todas estas vidas pasadas de Uriel.

Quizá lo más significativo para el hombre del siglo veinte sea la historia verdadera de la encarnación de Uriel como María de Betania, la prometida y treceava discípula de Jesús de Nazaret—una encarnación previa del Dr. Ernest L. Norman. Esta historia está recogida en la breve biografía de Uriel, My 2000—Year Psychic Memory as Mary of Bethany (Mis Memorias Psíquicas de 2000 Años como María de Betania).

Siempre ha sido el deseo y propósito de Uriel superar la inercia de los individuos y la humanidad en su conjunto, ofreciendo el conocimiento de la Confederación Interplanetaria—33 mundos unidos en armonía y fraternidad, ¡cuyos emisarios aterrizarán en la Tierra! Vendrán en son de paz y amistad. Su intención es invitar al planeta Tierra a que se convierta en el miembro número treinta y tres de la fraternidad restaurada de planetas terrestres situados en la Vía Láctea. Uriel es la embajadora y líder en esta tarea de unir a la gente de la Tierra con la que vive en otros planetas terrestres de toda la galaxia.

Ruth E. Norman ha sido presentada en muchos libros de la Academia de Ciencias Unarius como su cofundadora, directora y visionaria cósmica de la humanidad. En este sentido, pues, la organización editorial y educativa de Unarius debe funcionar del mismo modo que todas las partes atómicas constituyentes en cualquier plano terrestre, para regenerar la información incluida en los libros, cintas de audio y vídeo.

Por tanto, a través de la conciencia de Ruth E. Norman, el poder y la fuerza de Uriel, un Sol espiritual, pueden proyectarse sobre las mentes de innumerables personas en el planeta Tierra.

De este modo, la Academia de Ciencias Unarius es el progreso en movimiento de la sociedad nueva del hombre, portando la señal indiscutible de las Inteligencias Cósmicas que han vivido en la Tierra con anterioridad como científicos, educadores, sanadores, profesores—fuerzas inspiradoras para alcanzar la conciencia interior espiritual superior de la humanidad.







Tu Evolución Progresiva

Nuestras más calurosas felicitaciones por lo que puede ser el punto decisivo de su vida. La mayoría de los estudiantes que se acercan a Unarius por primera vez experimentan una aceleración tremenda e inmediata del Espíritu; todas las emociones, complejos e inhibiciones reprimidos se expresan como una marea impetuosa exigiendo atención inmediata. Y entonces, el estudiante cree que todas las cosas que ha ido recogiendo a lo largo de mil o más vidas deben encontrar un sentido, todos los misterios escondidos deben revelarse, que el cuerpo ha de curarse y la vida organizarse en apenas unos días.

El significado auténtico de la vida es aquél en el que cada individuo adquiere la responsabilidad espiritual, a través de la sabiduría del autoperfeccionamiento, a lo largo de innumerables e infinitas vidas y combinaciones de experiencias. Del mismo modo, los horizontes de cualquier perspectiva personal individual no se amplían por que alguien los eleve a un estado superior de conciencia.

La sabiduría es la integración personal de un número de factores infinito y desconocido. A través del estudio de los cursos sobre Autoperfeccionamiento y Psicología de la Conciencia, se van dando los primeros pasos más importantes, por lo cual, usted también puede subir la misma escalera que todos los grandes Maestros y Avatares.

La enfermedad más formidable de todas es la ignorancia, un adversario de categoría, solo superada por la perspicacia de la sabiduría. Uno de los instrumentos para conseguir la maestría sobre la ignorancia será su percepción de los principios de la energía.

Todas las cosas ante los Ojos del Creador se mueven hacia delante en perfecto orden y armonía—un universo en contracción y expansión, ligado y religado a través de una sucesión interminable de ciclos. Como parte de toda la cosmogonía universal creadora de todo, usted, como individuo, está sujeto a las mismas interacciones que se manifiestan en los procesos creativos.

Por medio de la lectura de los libros y los cursos, se puede llegar a diversos niveles de conciencia. Son una fuente inagotable de información; surgen claridad y respuestas nuevas, y se alcanzan niveles nuevos de conciencia. Y no se olvide del poder renovador de la vida, transcendente y maravilloso, que siempre se proyecta cuando quiera que un estudiante coge un libro y empieza a leer.

El concepto de Unarius como Misión es relativamente sencillo. Hace incontables eras, millones de seres espirituales avanzados, que vivían en las dimensiones interiores más allá del tiempo y la edad, pudieron ver la historia futura de la tierra y planearon lo que podría describirse como una misión salvadora de vidas. Se dieron cuenta de que sin una cierta ayuda la gente de ese mundo terrestre solo podría avanzar en su evolución hasta cierto punto.

Ya que todo progreso debe estar guiado positivamente, la gente de la tierra debe recibir ayuda en el proceso de ascensión que finalmente la conducirá a una de las dimensiones astrales o interiores. En este estado de conciencia superior, esas personas no solo se ayudarían a ellas mismas, sino que serían lo suficientemente positivas como para contribuir en el gran plan de la evolución creativa.

Aunque nuestra ciencia tridimensional actual es fundamental, no alcanza la cuarta dimensión ni las otras adyacentes. Mientras que la ciencia reconoce estas otras dimensiones, todavía tiene que incluir en sus preceptos, el conocimiento exacto de lo que son estas dimensiones. Esta es la conclusión más importante que Unarius ofrece en estos momentos -el inicio de una ciencia nueva interdimensional que se desarrollará en los próximos cientos de años.

En su estudio de esta nueva ciencia interdimensional, posee una gran ventaja. Puede tomar un atajo rápido hacia el futuro y obtener el conocimiento que la futura humanidad necesitará para sostener la vida en la tierra. De lo contrario, invertirá el ciclo evolutivo y por medio de la destructiva energía nuclear precipitará al mundo hacia su forma primigenia.

La mecánica celestial es una ciencia exacta, y es totalmente impersonal porque es la Inteligencia Infinita, que es la suma total de todas las cosas, así como el Principio Creativo que creó esas cosas.

En el estudio de Unarius, permítanos disociar la ciencia interdimensional completa de cualquier sistema dorado de idolatrías. Son acientíficos y arealistas. Como Jesús dijo, "No pongáis vino nuevo en odres viejos, porque reventarán."

¡Solo hay un camino! Traspasar el umbral del conocimiento y usándolo apropiadamente, avanzará gradualmente hacia un estado superior de conciencia, situando adecuadamente su posición en la Infinidad, que se está expresando en sus experiencias personales cotidianas.

Sabemos los grandes valores incluidos en el curso de autoperfeccionamiento de las enseñanzas de Unarius y poseemos muchos testimonios que los verifican. También ha sucedido con nosotros de la forma más milagrosa y vamos a hacer todo lo posible para que sea así para usted.

El progreso personal depende siempre de la conciencia y la capacidad de cada uno de estar abierto al conocimiento de los principios percibidos. Por lo tanto, tenga constancia, tenga fe y sobre todo, tenga la seguridad de que al final, conseguirá los resultados deseados. No espere obtener buenos resultados si está motivado por el egoísmo y los deseos materialistas, como la mejora de su situación económica, su potencia sexual, el control sobre otros, etc. Solo mejorará si está motivado por un deseo sincero de convertirse en un canal mejor del "Padre Interior" y de manifestar hacia fuera esta divinidad.

Hay que tener en cuenta que en su esfuerzo sincero de aprender, está bajo la protección directa de los grandes centros espirituales de Unarius, y se le proporcionarán todas las oportunidades derivadas de ello, como sanación espiritual, orientación intuitiva y enseñanzas espirituales durante su estado de conciencia dormida.

Su sinceridad y fe serán los agentes motivadores positivos que le alinearán con la naturaleza infinita de la Mente Universal Infinita. Esta conciencia expandida le proporcionará un gran alivio su lucha y confusión actuales. Llegará a ese estado de quietud de la conciencia, necesario para la consecución de la salud, la felicidad y la paz de espíritu, que, en realidad, constituyen la conciencia superior.

Debemos insistir reiteradamente que si no logra los resultados deseados con la primera lectura y estudio de estos volúmenes, debe volver al principio. Empezar de nuevo, releer las lecciones con calma y atención, intentando mantener mientras lo hace la certeza de que va a sintonizarse con los reinos superiores de la conciencia. De este modo, alcanzará no solo la sabiduría necesaria sino también la gran sanación terapéutica y los poderes de ajuste contenidos en ese estado superior transcendente de la Conciencia.

Un estudio más profundo derivará en mayores beneficios, incluso durante muchos años a medida que su conocimiento crece.