Introducción a la Terapia de Vidas Pasadas

La ciencia de la terapia de vidas pasadas es el estudio más atractivo de la mente humana. Cada alma individual progresa en el transcurso de muchas vidas y retiene dentro de sus estructuras energéticas, o anatomía psíquica, tal y como es conocida, los restos o información retenida de la acumulación de experiencias de vidas anteriores. Esta información energética se debe abordar en el curso de vidas sucesivas, cuando estas estructuras energéticas se retoman y hacen su aparición en la superficie de la vida de cada uno. La interrelación cíclica de estas fuerzas interdimensionales de energía es la sustancia del estudio de las vidas pasadas.

Este estudio no tiene como objetivo el mero entretenimiento de inflar el ego individual o divertirse a uno con alguna concepción al estilo de los cuentos de hadas sobre la existencia previa que uno haya atravesado. Nada más lejos de esto, el verdadero estudio de la reencarnación implica una conciencia súbita de que uno no siempre ha vivido sabiamente sus vidas pasadas y debe tomar medidas para corregir ciertas ideas falsas o varianzas en la comprensión de la vida de cada uno, ahora, en la situación actual en la que se reaniman estos hechos ante la conciencia del estudiante.

Las páginas siguientes presentan una pequeña faceta del trabajo, continuado, en la Academia de Ciencias Unarius, donde los estudiantes se reúnen para dedicarse al estudio de sus vidas pasadas para resolver por ellos mismos las circunstancias de los problemas actuales que ahora afligen sus mentes y/o cuerpos. Mediante el estudio de esta ciencia de la conciencia, la interacción cíclica de la energía, los estudiantes están reconciliándose con sus muchas experiencias anteriores, que han dejado un residuo en la superficie de la conciencia de la vida presente. A través de la aplicación de la física interdimensional de la energía, estas personas se han enfrentado ahora con las causas originales de muchos de sus dilemas de hoy. En estas páginas leerá varias superaciones de negaciones de vidas anteriores experimentadas por sus protagonistas y, reconocerá también, como han hecho ellos, que este es un proceso interminable. Se han vivido innumerables vidas, cada una con una gran variedad de experiencias, muchas de las cuales han dejado su energía negativa y kármica entretejida en las estructuras psíquicas del individuo.

Serán necesarias muchas vidas futuras para rectificar esta información energética negativa. Sin embargo, a medida que uno se sumerge en este entendimiento progresivo de la vida y persigue este conocimiento, los resultados son inmediatos y bastante estimulantes. Durante quizá cientos de miles de años, ha soportado la pesada carga de estas experiencias negativas de vidas pasadas. Ahora, durante este curso de estudio, de la Psicología de la Conciencia, podrá eliminar muchas ideas falsas y acciones negativas manifestadas, que han dejado un poso en usted, en la forma de una amplia variedad de emociones que ahora experimenta como culpabilidad, ira, celos, odio, miedo, etc. Estas emociones suministran la pista para averiguar las negaciones de vidas pasadas, y a medida que se identifican y se sigue hasta la causa originaria, uno empieza el proceso liberador, la verdadera sanación de uno mismo.

Por supuesto que la aplicación de los principios científicos de la vida requiere la ayuda de Intelectos avanzados trabajando con el individuo y facilitando la información necesaria en esos momentos de conciencia cuando el estudiante se hace receptivo a su experiencia de la vida previa. Esta es una faceta más que fundamental del curso en terapia de vidas pasadas, que la Academia de Ciencias Unarius ha iniciado como entendimiento interdimensional de la vida.

Todos aquellos vínculos que lo atan a uno a sus existencias previas se irán desmoronando finalmente, a medida que se va enterando uno de la continuidad de la vida, del verdadero objetivo individual como ser espiritual. A partir de ahí, la conciencia se expande hacia un estado universal de existencia, en armonía con todas las facetas de la fuente de la vida siempre en regeneración, una Inteligencia Creativa, Infinita. Las enfermedades, físicas y mentales, y otros trastornos procedentes de experiencias vitales negativas se irán resolviendo y curando mediante la comprensión de la continuidad de la conciencia. Los problemas que atormentan las mejores mentes y provocan que el ciudadano de a pie sufra por toda una serie de tensiones y estreses, se podrán solucionar cuando la nueva ciencia de la terapia de vidas pasadas se esparza y aplique por todas partes.

Ahora ha acercado sus manos a la llave del futuro despertar de su mente, un estado de existencia sin la agitación interna causada por energías caóticas y sin resolver instiladas en alguna experiencia de vida previa hacia el momento presente de expresión en el planeta Tierra. Puede convertirse en su propio sanador y resolver sus propios problemas del presente. Usted es un ser espiritual, nacido del mismo Manantial Cósmico que ha creado todas las cosas. Como tal, forma parte de la Conciencia Cósmica y tiene derecho a extender sus alas mentales mucho más allá del entendimiento limitado expresado en su mundo durante miles y miles de años.

Descubrirá una nueva forma de vida, ilimitada en el potencial de crear en su interior, un estado más sereno de conciencia y una comprensión de todos los problemas a medida que vayan apareciendo. No hay nada que haga el hombre de la tierra que no provenga de algún pasado distante donde vivía inmerso en la ignorancia e incapaz de aplicar su mente de una manera más constructiva para crear por sí mismo un futuro orientado positivamente.

Los resultados de su dedicación para superar los errores y fracasos del pasado le sorprenderán y maravillarán, a medida que una nueva inteligencia empiece a circular por su ser. Esta Inteligencia es de una radiación altamente desarrollada de pensamiento que recibe a través de las mentes de muchos Hermanos de Luz que, del mismo modo, pasaron por las lecciones de vidas físicas en las que usted está ahora ocupado. Su sabiduría fluye libremente y está a disposición del estudiante deseoso de progresar más allá de su estado de existencia aparentemente estático y conseguir por si mismo un futuro más brillante, iluminado y más lleno de paz, donde compartir su conocimiento con sus compañeros de camino, y por lo tanto, crecer para llegar a ser como esos Seres Iluminados de naturaleza compasiva.

Si pudiéramos añadir una única palabra, esta sería la prudencia para el estudiante que se inicia en la terapia de vidas pasadas. No espere conocer grandes acontecimientos para inflar su ego personal, porque ello es la causa principal de muchos de los problemas de tu vida presente. Se dará cuenta de que uno debe luchar solo por el camino altruista. Demostrará sabiduría si mantiene esto en su conciencia al empezar los estudios de la psicodinámica de la vida, cuando sigas en este sendero hacia una mayor iluminación de la Conciencia.

 

 

Atlantean Odyssey

La Odisea de la Atlántida

El plano terrestre
es un lugar
 para eliminar
los vestigios
restantes de karma





Todo el que camina por el sendero de la vida posee una cierta cantidad de vínculos psíquicos, no solo con esta vida actual, sino con un número comparativamente grande de vidas pasadas.

Usted, al igual que los demás, conserva en varias partes de su anatomía psíquica, ciertos vórtices de formas de ondas de energía que, en los patrones de oscilación en su conjunto, se reflejan en su vida física y mental, determinando justo lo que es, como funciona, etc.

Por lo tanto, es oportuno decir que si existen varios enigmas insolubles o situaciones "incurables," todas esas terapias correctoras suponen un entendimiento básico de este complejo proceso y por tanto se forma al estudiante para que adopte una práctica diaria en donde estos principios sean vistos como fuerzas activas y dominantes que determinan el éxito o fracaso en esta terapia.

El entendimiento, por tanto, supone no solo el conocimiento de los principios de funcionamiento, sino también el análisis de las vidas pasadas para determinar que conmoción o conmociones psíquicas causaron la aberración.

Este mismo análisis puede ser usado en todos y cada uno de los casos donde se establezca la causa verdadera y los determinantes correctos. Dándonos cuenta de que hasta ahora casi toda la gente, salvo alguna rara excepción, no está dotada específicamente para realizar esta necesaria función de analizar las vidas pasadas, presentamos por tanto al estudiante una plataforma analítica básica sobre la que podamos abordar dicho análisis. Sobre la base de una práctica de mucho tiempo, empezamos a adquirir los beneficios permanentes siempre presentes cuando se aborda este análisis.

En primer lugar, permítanos ofrecerle un poco de información general relacionada con aquellos considerados como "almas viejas" o con los que hayan alcanzado un cierto umbral en su evolución manifestada de diferentes maneras; al principio, el deseo de abandonar el viejo camino reaccionario, reconocimiento o realización de la existencia de un camino superior, diferentes trastornos que pueden ser claramente considerados como kármicos o, más exactamente, psíquicos. Para esas almas viejas o para cualquier otro que pudiera beneficiarse de ello, permítanos construir un nuevo entendimiento básico de la vida.

A efectos prácticos, empezaremos alrededor de la época de la Atlántida, hace unos 12,000 años y descenderemos a través de muchas civilizaciones hasta el día de hoy.

Usted, como cada uno de nosotros, en un principio empezó como un patrón formativo básico de estructura psíquica, del mismo modo los miedos elementales al fuego, al agua, los terremotos, las tormentas, etc., que a su vez, se personificaron como ogros, demonios, espíritus o dioses, como parte de los primeros panteones formativos de su vida religiosa. Estas vidas, claro está, fueron vividas hace muchos miles de años en las etapas más primitivas de su desarrollo. Más tarde, descendiendo a través de encarnaciones sucesivas, empezó asociándose, al igual que hicieron otros, con los panteones existentes por entonces.

Avanzando por estas líneas de introspección, se dará cuenta fácilmente como se contrajeron algunos de los temores de naturaleza psicosomática.

Piense en estas cosas y visualícese descendiendo a través de esas épocas desde la Atlántida, o incluso desde Lemuria, y que, como buscador de la verdad, es una de esas personas que se reencarnarán de nuevo en la futura era del tiempo, la Era de Acuario.

Junto a varios miles de otros, se va a convertir en miembro de la Fraternidad Espiritual de esta edad futura y debe eliminar y depurar meticulosamente este karma de épocas antiguas de su yo psíquico.

El plano terrestre es un lugar para resolver las grandes transiciones y los últimos vestigios de karma, para que pueda reencarnarse en esa época futura como una persona de mente espiritual y vivir en estrecha armonía con los pueblos de la tierra bajo el denominador común de la Norma Dorada, o la expresión de la Inteligencia Infinita del ser interior.

Todo buscador genuino conoce o ha oído hablar de la Atlántida, esa antigua civilización perdida que fue precedida por la civilización de Lemuria hace muchos, muchos miles de años. La Atlántida fue una civilización hermosa y magnífica que floreció en un continente situado en algún lugar en medio del Océano Atlántico. Esta civilización estaba dirigida por líderes espirituales desde un gran templo, y desde ella, hacia las cuatro esquinas de la tierra, florecieron numerosas colonias en gran parte dirigidas por el mismo sacerdocio.

Varios miles de años después, un pueblo consiguió robar ciertos secretos y maquinaria, de naturaleza atómica recibidos de los Maestros Lemures. Con estos secretos, hicieron estallar la Atlántida que desapareció del océano. Tal y como se describe en la parábola del Jardín del Edén, esas mismas gentes son las que hoy desvían al hombre de su auténtico camino espiritual, y de ese modo, simbólicamente, destrozan el Jardín del Edén.

Naturalmente, con esa terrible destrucción, hubo una gran pérdida de vidas humanas, pero varios miles de personas que habían sido previamente advertidas, emigraron hacia diversos países como Egipto, India, Persia y América Central y del Sur. De esos remanentes brotaron otras civilizaciones.

A través de muchas eras, millones de personas que habían vivido en la Atlántida, conociendo ese gran liderazgo espiritual y esa extraordinaria forma de vida, empezaron una búsqueda para verse a sí mismos en alguna era y tiempo nuevos en donde esos mismos conceptos espirituales encontraran una mayor expresión, para que alcanzaran una mayor sabiduría y progresas en su propia evolución personal.

Todo ser humano posee un deseo fuerte y motivador de sabiduría espiritual y progreso de su propia evolución. Y por lo tanto, mucha gente de esas épocas pasadas empezó a ir y venir a varias civilizaciones recientes, como la Época Helena, alrededor del 500 a.C. y descendiendo hacia la oscura Edad Media hasta el día de hoy.

El principio psicosomático, referido a veces como intercesión divina, significa que oscilando desde un sentido superior de conciencia, desde la Superconciencia, se pueden proyectar algunas formas de onda de energía sobre esos vórtices negativos, suprimiéndolos y haciéndolos inofensivos para que no tengan una influencia posterior en tu vida.

El análisis de vidas pasadas es una terapia preventiva y correctora y su fruto es la integración
 del Ser.

Recuerde, no obstante, que usted conserva el idioma de la experiencia de diferentes relaciones vitales superiores que finalmente se resolverán en parte de ese cuerpo o matriz espiritual de energía espiritual desarrollada que ocupará durante miles de eones venideros.

Usted, al igual que los demás, ha ido y venido a través de numerosas vidas, ya sea como hombre o mujer, desarrollando ciertas propensiones y características definidas, tanto de uno como de otro. Este concepto es un modo claro de comprender el enigma psicológico actual de que todo el mundo posee entre un diez y un cuarenta por ciento del sexo opuesto, y ello solo puede entenderse cuando comprendemos la reencarnación y el desarrollo de los patrones de polaridad. Este principio es aplicable donde quiera que el hombre viva, y estos patrones existen también en el desarrollo de varios otros miembros de la familia y relaciones estrechas con amigos.

Recuerde que la inteligencia de toda experiencia, idea, forma o conciencia se lleva en esa oscilación entre los polos negativo y positivo. Comprendiendo este movimiento dinámico, ya que representa a la conciencia, empezará a entender el secreto y significado verdaderos del resurgir constante de la vida en un número infinito de patrones y formas.

Debe darse cuenta y concebir conscientemente dentro de su mente que cualesquiera que sean sus circunstancias presentes relacionadas con algún bloqueo sin resolver o trastorno físico, tienen su origen cientos o miles de años atrás en una de las muchas vidas que vivió desde la Atlántida.

Su futuro dependerá en gran medida de la dirección de sus acciones de esta vida presente, por lo que se refiere a la cantidad de ese karma negativo restante que puede ser eliminado. En la medida en que llegue a aceptar los principios dinámicos de la ciencia interdimensional de las enseñanzas de la vida, así quedará determinado su futuro desarrollo espiritual.

Por tanto, nuestro consejo más sincero es que dedique los años que le quedan a la introspección contemplativa. Mire al futuro con la positividad y seguridad de su inmortalidad y como parte de la Inteligencia Infinita. Cada vida le acercará más a la posición de introspección infinita que Buda llamó Nirvana.

El elixir mágico de la vida es sencillamente la paz contemplativa de la mente que uno adquiere cuando se ha colocado en una postura positiva de unidad con la Conciencia Universal e Infinita. Hay muchas formas en las que esta Conciencia Infinita y paz mental puede expresarse hacia fuera o externalizarse hacia sus compañeros de camino.

Rompa esos aparentemente insolubles patrones de pensamiento derivados de circunstancias fijas o cargas físicas, que no solo son venenosos por naturaleza, sino que también pueden conducir realmente a la destrucción final de su conciencia si se prolongan por miles de años.

El autoperfeccionamiento es la meta última de todo individuo antes de que pueda conseguir el desarrollo espiritual que le permita vivir en las plataformas y altitudes superiores de la conciencia espiritual.